474310540_72895264a2

En un jardín de diseño Zen se busca lograr una especie de simbiosis entre arte y naturaleza buscando reproducir la ubicación del hombre y su relación particular dentro del espacio natural mismo.

En estos diseños se trata de representar la esencia de la naturaleza tomando en cuenta elementos propios como las piedras, el agua y la vegetación reflejando así un espacio en donde se destaque la naturalidad y la simplicidad.

A continuación les mostraremos cuales son las plantas apropiadas para lograr un diseño de jardín Zen.

El bambú de crecimiento alto es muy utilizado en este tipo de jardines, esta planta debe ser encerrada en una gran maceta de plástico sin fondo y luego plantarla. De esta manera se está reduciendo el sistema radicular de esta especie parásita evitando que con el pasar de los años el jardín se convierta en un mar de bambú.

zen

La azalea en pie o el arce japonés rojo son plantas ideales para los lugares muy soleados, se recomienda plantarlos a lo largo de una pequeña corriente de agua para lograr un efecto decorativo realmente envidiable.

En los lugares con sombra se utilizan helechos, es muy común juntar una cantidad de estas plantas en un sector específico del jardín y lograr así un efecto atrayente bastante interesante. Las diversas variedades de hosta no pueden faltar en un jardín zen, las mismas pueden ser plantadas tanto al sol como a la sombra.

Las magnolias, el prunun ornamental y el abeto de Corea son especies de crecimiento vertical en forma de columna muy utilizadas en este tipo de diseños.