El jardín es un parte del hogar a la que se le debe prestar mucha atención para que logre convertirse en un lugar mágico lleno de vida y color. Para que esto suceda hay que realizar distintas tareas de mantenimiento y aplicar diferentes cuidados dependiendo de la estación del año donde nos encontremos.

La llegada del verano significa mucho para el jardín, es por eso que aquí presentamos algunos secretos que ayudarán a mantener de la mejor manera el espacio verde de nuestro hogar transformándolo en la envidia de todos los visitantes.

En esta época del año es cuando las plantas necesitan riegos abundantes. Es importante conocer que existen especies que no requieren de agua constante, ellas son echeveria, aeonio, aloe, kalanchoe, palmera de Madaascar, monstera y singonio, este tipo de plantas deben ser regadas con moderación.

Si en nuestro hogar contamos con plantas de interiores, es elemental una buena ventilación. Se recomienda dejar que entre el aire fresco del ambiente para prevenir el moho gris que se expande cuando aumentan los riegos.

Este mes de junio es un muy buen momento para dedicarse a multiplicar por semillas especies como la calceolaria o zapatitos de la Virgen. Hasta el mes de julio se pueden transplantar begonias arbustivas, brunfelsiasm, calateas y kalanchoes.

La aplicación de abono y fertilizantes debe ser constante, aproximadamente cada dos semanas.

Es recomendable realizar tareas de poda con frecuencia para que las plantas sigan creciendo de una manera compacta.