malas-hierbas

En todo jardín existen las malas hierbas, las mismas se dispersan por todo el terreno compitiendo con los otros cultivos por la luz, al agua y los diferentes alimentos que proporciona el suelo. El crecimiento de estas puede llegar a estropear la estética del jardín y crear un ambiente propenso a plagas.

Aquí les proporcionamos una serie de consejos para combatir las malas hierbas.

Hay que tener en cuenta que este tipo de hierbas experimentan varios ciclos diferentes durante una misma temporada ya que producen grandes cantidades de semillas. Esto facilita a que se reproduzcan de manera muy sencilla y a una rápida velocidad. La mejor estación para deshacerse de estas malas hierbas es durante el transcurso del invierno.

Las malas hierbas perennes son mucho más problemáticas que las hierbas comunes, estas sobreviven al frío ya que cuentan con tallos más fuertes y sus raíces están bien sujetas bajo tierra. La solución más eficaz para acabar con estas malas hierbas es quemándolas o arrancándolas bien de raíz con la azada.

malas-hierbas-

Para realizar las diferentes tareas de jardinería con la azada es conveniente elegir los días cálidos y secos, esto ayudará que las malas hierbas se marchiten y que mueran con facilidad.

El acolchado de polietileno negro es muy útil para estos casos ya que forma una barrera que impide el crecimiento de malas hierbas calentando el suelo y conservando un cierto grado de humedad. Es importante enterrar los bordes y fijarlos para evitar se vuele con las fuertes ráfagas de viento.

La utilización de productos químicos es una solución muy eficaz para acabar con las malas hierbas pero hay que tener en cuenta que matará todo el tejido verde del patio. Es importante evitar que los animales y los niños estén en contacto con el jardín ya que puede ser perjudicial para su salud.