jardin-zen-grande-300x225

Un jardín diseñado al estilo Zen apunta principalmente a la imitación de la naturaleza misma y a la completa armonía, no requiere de un continuo mantenimiento ya que puede ser contemplado desde diversas visiones.

Estos tipos de jardines se caracterizan por la utilización de arenas blancas rastrilladas en forma de ondas y por la distribución de rocas en la base de los árboles y plantas con el fin de acentuar los elementos bellos de la naturaleza.

El diseño y la ubicación de las rocas y la arena tienen un simbolismo que se identifica con el medio ambiente. Para evitar que la maleza cubra la arena y la grava, es recomendable colocar una tela anti-raíces.

jardin-zen1-360x258

La arena rastrillada significa el océano o el agua como fuente principal de vida y la ausencia del pensamiento. Teniendo en cuenta este detalle es importante realizar una planificación previa acerca de la distribución de las rocas en el jardín

En este tipo de jardines se acostumbra a incluir un arroyo, el mismo debe ser pensado antes de la creación del jardín. La planta ideal para este estilo es el bambú, es importante que esta planta esté limitada a una maceta de lo contrario invadirá todo el jardín. Los helechos y las plantas florales como las azaleas también pueden ser tenidos en cuenta a la hora de la decoración.