En esta ocasión presentamos un elemento ideal para delimitar diferentes zonas o caminos y así evitar que el césped se adentre en los macizos de flores. Este elemento se llama bordura y generalmente es utilizado para crear distintos efectos de distinción en el jardín así como también para lograr un aspecto informal y muy colorido.

La creación de borduras en un jardín no sólo delimitará un espacio específico, sino que también cumplirá la función de maceta donde podrán ser colocadas distintas especies de plantas para aumentar la decoración.

La bordura deberá contar con pequeños compartimientos ideales para plantas enanas tapizantes. Se pueden utilizar troncos cortados para realizar márgenes o marcos de un camino de gravilla, los mismos deberán ser tratados para evitar que se pudran y asegurados al suelo.

Un diseño de bordura utilizado con frecuencia es el compuesto por adoquines, este modelo específico permite delimitar extensiones de césped y crear cercos en torno a árboles o plantas ubicadas en zonas de gravilla. La piedra rústica también es muy utilizada ya que su acabado irregular propone un estilo campestre bastante interesante.

Sin lugar a dudas la creación de borduras le dará al jardín un estilo específico que hará que sobresalga de lo común causando admiración y sorpresa a todos los visitantes.