jardin-junto-al-mar-la

Si estamos pensando en diseñar un jardín junto al mar hay que tener en cuenta una serie de aspectos muy importantes que serán de gran ayuda para lograr la decoración buscada y así evitar los típicos inconvenientes que se presentan en una zona de estas características.

El principal problema de un jardín junto al mar es el salitre que proviene del agua, éste es pulverizado cuando las olas rompen en la playa y es transportado por el viento depositándolo tanto en las plantas como en el suelo. Si la arena de la playa es muy fina y el viento es muy fuerte puede que también nos encontremos con granos de arena depositados en nuestro jardín.

Debido a esta acción, las plantas más frágiles se ven seriamente afectadas ya que el salitre tapa sus poros y la tierra se ve manchada con la sal marina. La sal sobrante suele acumularse en la punta de las hojas y luego de un tiempo comienza a quemarlas.

A continuación les comentaremos cuales son las medidas a tener en cuenta a la hora de pensar en el diseño de un jardín junto al mar.

jardin-y-mar

Lo principal es combatir el salitre construyendo una barrera física para que el viento marino choque en ella. Las vallas pueden ser fabricadas de brezo seco, esto hará que el efecto del viento sea amortiguado, también podremos utilizar cualquier seto vegetal creado con una planta resistente a la sal.

Las plantas más resistentes para este tipo de jardines son las palmeras, tamarindos y bellasombras, los árboles y arbustos adecuados son el ciprés, la morera, la palmera, el pino o el palmito. También podemos incluir plantas fuertes como el aloe, la artensia, todos los cactus, el geranio, el pitus y la yuca entre otros.

No cabe ninguna duda que un jardín ubicado junto al mar es un verdadero paraíso pero siguiendo estos consejos podremos lograr que este lugar mágico lleno de estilo se mantenga cuidado por mucho más tiempo y no sufra las consecuencias de la cercanía al mar.