seto1

Los setos son excelentes recursos en la decoración de un jardín, protegen del viento y de las miradas de los vecinos, brindan una sombra importante y son utilizados en gran medida para perfilar los diferentes caminos trazados en el jardín haciendo de vallas y brindando un porte arquitectónico bastante interesante.

Para la correcta elección del seto de nuestro jardín debemos tener en claro algunos aspectos. Es importante considerar la altura de estas plantas sabiendo que existen setos altos como la Arizónica, Ciprés de Lawson, Ciprés, Leilandi y Macrocarpa que pueden llegar a medir más de 2 metros de altura. Los setos medianos como Adelfa, Aligustre, Evónimo, Fotinia roja, Hibisco, Lantana, Laurel real, Pitosporo y Tuya alcanzan una altura entre 1 y 2 metros de altura mientras que los setos bajos como Adelfa enana, Agracejo púrpura, Aligustrina, Boj, Evónimo, Pitosporo, Romero y Teucrio están entre los 0,5 y 1 metro de altura.

seto

Para el proceso de plantación de setos debemos utilizar una cuerda tensa para delimitar una línea recta. No se deben plantar muy juntos ya que al crecer estas plantas competirán entre sí y eso hará que envejezcan tempranamente. La distancia recomendad para la plantación es de 1,5 a 2 metros para setos altos, los medianos se plantan a una distancia de 50 cm y los bajos a unos 30 ó 40 cm.

seto2

Para facilitar el crecimiento del seto se puede mezclar la tierra con abono orgánico como el estiércol, mantillo, turba o humus de lombriz. La relación debe ser de 2 ó 3 kilos de abono por cada metro lineal de seto. Este abono orgánico también puede ser mezclado con un poco de fertilizante químico. De esta manera lograremos un crecimiento más rápido del seto.

Algo que es muy importante y debe ser tenido en cuenta es el factor riego, un seto grande consume mucha más agua que uno bajo pero hay que saber que un riego excesivo puede asfixiar las raíces de esta planta y pudrirlas.