arbol-inv

El invierno es la peor estación del año para las plantas situadas en un jardín, durante los meses de intenso frío la temperatura comienza a descender bruscamente a partir de los 10 cm de profundidad haciendo que las raíces de nuestras plantas sufran más de lo debido. Para protegerlas del frío es importante utilizar diferentes y eficaces métodos de cuidado ya que si no lo hacemos correctamente las plantas pueden morir como consecuencia de las heladas que resecan el suelo.

Una muy buena forma de proteger las plantas es colocando una gruesa capa de trozos de madera y hojas alrededor de las misma, de esta manera aumentará el espesor del terreno y evitará que se congele esa zona. Las plantas más delicadas pueden ser recubiertas con una pequeña montaña de ramas de pino en su base y las que están en macetas pueden ser tapadas con tela arpillera evitando así la pérdida de calor.

bioprotec

Durante el invierno el riego debe ser moderado, no es necesario utilizar fertilizantes ni abono ya que en esta época del año la mayoría de las plantas detienen su crecimiento. Una manera muy eficaz de controlar el riego es clavando en las macetas una varilla de brochette, si al retirarla ésta tiene restos de tierra húmeda significa que no es necesario regarla pero si sale completamente seca hay que agregar agua.

Es importante no rociar las hojas de las plantas con agua en los meses de mucho frío ya que pueden generarse manchas o quemaduras, a la hora del riego el agua tiene que penetrar lentamente en la tierra cerca de las raíces.

Si se realizan estos cuidados nuestras plantas podrán superar sin ningún inconveniente la estación más fría del año.