Dbb--bbbb02

Cuando se trabaja en la decoración de un jardín pequeño hay que aprovechar al máximo cada centímetro para lograr un buen diseño y evitar posibles errores ya que en este tipo de jardines se ven de manera inmediata y dejan en evidencia el mal planeamiento del jardín.

El objetivo en la decoración de un jardín pequeño es tratar de hacerlo ver lo más grande posible y para lograrlo se deben realizar acciones como la de alejar las zonas de estar, colocar estanques en zonas de poco interés y evitar líneas rectas realizando caminos con interesantes curvas.

A la hora colocar los diferentes objetos  y plantas es importante tener en cuenta las proporciones, elementos como el agua y especies aromáticas son ideales para estos jardines ya que aportan estilo y generan un clima de tranquilidad y relajación. Podemos utilizar especies de hoja perenne y arbustos de follaje rojizo como ceanothus, durillos, berberis, espireas, caryopteris y budleyas.

5

El césped es un elemento fundamental para dar forma y colorido, se pueden utilizar tapetes ya que son más limpios y seguros y cuentan con la particularidad de poder ser colocados en cualquier época del año. También se puede trabajar con gravilla y pequeñas piedras de colores, en este tipo de jardines nunca se debe colocar un suelo duro con jardineras perimetrales porque de esta manera estaremos creando un aspecto sobrio y frío y no es lo buscado.

Teniendo en cuenta estos aspectos podremos transformar nuestro jardín pequeño y dotarlo de estilo con un diseño moderno y sofisticado lleno de personalidad.