b6dt6

Este estilo en particular es muy sencillo de conseguir ya que se encarga de imitar el ritmo de la naturaleza y exige muy pocos cuidados. Este diseño es ideal para pequeños paisajes urbanos y se puede lograr con la utilización de algunas rocas de porte redondeado, arena rastrillada, pasos de grava, bambú, agua quieta y especies verdes. Con estos elementos podremos recrear un jardín con un efecto impactante que sorprenderá a todos los visitantes.

Aquí les proporcionaremos la manera de llevar a cabo un diseño oriental.

El colorido y la sencillez es algo muy importante a tener en cuenta en este tipo de jardín, ya que el color será el encargado de limitar los contrastes entre los distintos matices del verde.

Las rocas y la arena deben estar situadas formando ondas, se recomienda realizar pequeños grupos de piedras antiguas y erosionadas de grandes tamaños y si es posible con musgo. De esta manera podremos lograr un efecto natural.

untitledbd2

Al agua es un detalle que proporciona estilo, podremos aplicarla mediante surtidores rústicos de caña de bambú. Un detalle a tener muy en cuenta es que el caudal de agua debe ser débil y sonoro.

Se pueden utilizar plantas como arce, lirios, bambú, helechos, flor de loto, azalea, cornejos, acebos, haya y pino entre otras especies.

El mantenimiento de este jardín debe ser muy meticuloso, las tareas de poda en las diferentes especies y el rastrillado de los áridos requerirán de mucha dedicación y detalle ya que una estética un tanto descuidada arruinará la armonía y el efecto impactante de este diseño oriental.