Las plantas trepadoras han sido utilizadas para la decoración de jardines desde tiempos remotos, su fuerza expresiva las convertía en verdaderas protagonistas y reinas del lugar.

Estas plantas pueden usarse como estandartes en vallas, pérgolas, balcones y fachadas. El paso de las diferentes estaciones queda bien definido por estas hermosas plantas que gracias a sus flores y frutos nos indican la época del año con precisión y nos proporcionan agradable sombra en épocas de calor.

Las trepadoras tienen la particularidad de crear rincones frescos para el verano y explotan de color y magia durante la primavera. Existe una especie adecuada para cada estilo y diseño de jardín.

Cada espacio del jardín es particular y único, necesita un estudio previo para poder elegir la trepadora adecuada. A continuación les proporcionaremos algunos consejos para escoger la especie correcta.

En pérgolas y cenadoras se aconseja utilizar las glicinas, jazmines trompeta, rosas, clemátides y Actinidia kolomikta.

En petos y fachadas las especies aconsejadas y resistentes son las hiedras, parras vírgenes, vides, buganvillas, falso jazmín, lúpulos, higueras y jazmines de Chile.

Para tapizar las especies que darán un excelente resultado son las hiedras, madreselva, Thumbergia alata, guisantes ornamentales, ipomeas y Lablab purpureus.