Como todos sabemos el jardín de entrada es la presentación del hogar, es considerado como una zona muy importante que merece una atención especial. Este pequeño espacio verde generalmente es un lugar de paso que suele coincidir con la entrada principal. Es por ello que se debe trabajar en esta zona y lograr un diseño único que genere una maravillosa primera impresión a todo visitante.

A continuación proporcionaremos algunas claves muy importantes para tener en cuenta a la hora de realizar tareas de jardinería y decoración en la entrada del hogar.

El revestimiento del sector o fachada utilizando trepadoras es muy recomendable, sobre todo si es de ladrillo cara vista. Esta tarea de revestimiento es uno de los recursos más utilizados para integrar la casa al jardín.

No utilizar setos de porte grande y alto ya que en espacios delanteros reducidos este tipo de plantas puede generar un efecto óptico y hacer la entrada muy pequeña a la vista.

A la hora de pensar en elementos decorativos es importante tener en cuenta y utilizar materiales como la madera, la grava y el hormigón, según el estilo propio de la casa.

Si lo que se busca es no estar pendiente de las plantas, se recomienda sembrar especies perennes de lento crecimiento.

El césped puede ser modificado y reemplazado por la utilización de sustancias tapizantes o grava decorativa.

El trazado de senderos y peatonales curvas es fundamental en un jardín de entrada ya que nos permitirá vivir un pequeño viaje con cambios de nivel y dirección. Una buena iluminación con focos al ras del suelo es fundamental para provocar admiración en los rostros de todos los visitantes.

Teniendo en cuenta estos consejos podremos disfrutar al máximo de un hermoso jardín de entrada.