El jardín huerto también conocido como jardín orgánico es un novedoso diseño mixto con cuadros de hortalizas, matas aromáticas, flores de temporada y detalles de estilos rústicos. Este tipo de jardín toma su inspiración de la propia naturaleza y utiliza en su diseño plantas silvestres y culinarias, se podría decir que está a medio camino entre lo útil y lo ornamental.

Para llevar a cabo un diseño de estas características es importante seguir algunas pautas.

La utilización de diferentes elementos acuáticos como los arroyos, los estanques con forma de laguna alpina y los surtidores entre rocallas son ideales para lograr un diseño fresco y atractivo a la vista.

La elección de detalles rústicos como troncos secos, tocones de brezos y viñas, espantapájaros, quioscos de paja, caña o palmera y vallas de avellano son elementos decorativos y útiles que dotarán de estilo a este tipo de jardín.

Es importante limitar las podas y realizarlas cuando sea estrictamente necesario. En este jardín orgánico las distintas especies se presentan en estado natural y sin ningún tipo de recortes formales.

Se pueden realizar diseños utilizando recipientes como cazuelas desportilladas, lavabos, latas de conserva y cubos de latón. Estos elementos sirven de lecho para las plantas de temporada.

La inclusión de muebles antiguos como sillas de hierro o bancos de piedra generan una atractiva estética de envejecimiento. Si estos muebles cuentan con manchas de óxido o cortinas de musgos favorecerá el efecto visual de antigüedad.