Los espacios verdes urbanos son considerados como una especie de pulmón que nos permite respirar aire puro y contemplar bellezas de la naturaleza en el corazón de la ciudad. Existen diferentes estilos de jardines urbanos que pueden llevarse a cabo y así lograr decorar o construir un espacio íntimo que nos traslade a un lugar de paz y tranquilidad.

A continuación comentaremos como realizar un jardín urbano clásico.

Este tipo de clasificación cuenta con un trazado estructurado haciendo hincapié en el orden y la nitidez. Las especies protagonistas en este diseño son los arbustos verdes en forma de setos recortados o también pueden ser podados en llamativas formas geométricas.

El orden visual es una de las principales características del jardín urbano clásico, en todos los diseños nos encontraremos con boj, setos, laureles o tejos recortados. La linealidad está determinada por cipreses altos y algún cedro de Líbano de grandes ramas.

No se utiliza una gran cantidad de plantas florales, este jardín se caracteriza por poseer pocas floras con una gama de colores particulares. Las tonalidades blancas y algunos detalles de rojos y rosas son las gamas de colores más utilizadas.

Para diseñar de la mejor manera este jardín es necesario plantear la estructura en base de formas geométricas, utilizar setos recortados, el esquema de colores debe ser sobrio y basado en la gama de los tonos verdes. La inclusión de elementos como esculturas o fuentes antiguas dota de estilo a este diseño, el suelo de piedra, gravilla o barro cocido es una opción para tener muy en cuenta.