El correcto planeamiento de un jardín da lugar a la armonía de colores y de especies permitiendo un espacio florido todo el año con el suficiente lugar para el desarrollo de los árboles y de las distintas plantas que formarán parte de nuestro jardín.

Las tareas de plantación deberán organizarse por capas o escalas de mayor a menor para que la sintonía sea más que perfecta. Todas las especies que escojamos tienen que respetar una proporcionalidad para que el paso del tiempo no altere el diseño del jardín.

A continuación daremos las claves para lograr un diseño exitoso.

  • Es importante saber que cada capa vegetal del jardín es una plantación, las mismas pueden solaparse, cruzarse y mezclarse sin que el diseño original pierda su cuerpo.
  • Los diferentes estilos de jardines tienen características propias en lo que respecta a organización y distribución de especies. La plantación en escala sirve en gran medida para poder distinguir algunos diseños de otros.
  • La llegada de las distintas estaciones hace que el jardín sufra cambios de imagen. Debido a esto es importante tener en cuenta la mezcla de plantas perennes, caducas y la floración escalonada.
  • Se puede tener en cuenta diferentes corrientes de diseño y perseguir una finalidad lineal y geométrica en la escala de plantación o utilizar una escala muy natural con una impactante mezcla de colores y texturas. Estos aspectos varían según el gusto de las personas.