932963

Para reponer los nutrientes que necesita el suelo se pueden utilizar diferentes fertilizantes, éstos pueden influir en el desarrollo de las plantas acelerando y aumentando su crecimiento de manera significativa. Por eso es importante una correcta utilización de los fertilizantes ya que si lo aplicamos de incorrectamente podemos causar daños importantes a las plantas del jardín.

Si notamos que las plantas de nuestro jardín han perdido el color de sus hojas y se ve afectado el proceso de producción de flores y frutos puede ser hora de que sea necesaria la utilización de algún fertilizante. Esto se debe a que el suelo está pobre y lavado debido a los años de cultivos.

Antes de comprar un fertilizante deberemos asesorarnos con un viverista o con personas especializadas en el tema, hay que tener en cuenta que existen muchos tipos y variedades y algunos son específicos para determinados tipos de plantas.

abonar-flores

El momento ideal para empezar a aplicar los fertilizantes es a finales del invierno ya que durante en esa época las plantas descansan. No es recomendable utilizar fertilizantes en ese momento ya que las confundiría y estimularía las brotaciones que posteriormente morirían con las heladas.

Existen diferentes maneras de aplicar el fertilizante, una es por raíz mediante riego y la otra es en el follaje de la planta mediante la pulverización. Para llevar a cabo esta tarea hay que disolver en agua la dosis indicada de fertilizante para luego aplicarlo a las plantas.

El riego ayuda a la disolución del fertilizante para la fácil absorción por parte de las plantas, si la dosis aplicada es normal y leve el riego no es necesario.

Siguiendo estos consejos lograremos que las plantas y el suelo de nuestro jardín estén completamente llenos de energía y vida.