A medida que avanza el tiempo los jardines se van deteriorando, por eso es muy importante realizar diferentes tareas de mantenimiento y algunos arreglos específicos para que la belleza vuelva a ser la gran protagonista del parque. Nos encontraremos con distintas zonas que serán las más necesitadas de reformas y atención entre las que se destaca el recinto de entrada.

A continuación les proporcionaremos algunas ideas para llevar a cabo una excelente decoración que dotará de estilo al jardín.

El recinto de entrada es fundamental porque es la antesala del jardín, se recomienda trabajar en la iluminación ya que los puntos de luz suelen quedar escondidos y en desuso cuando el jardín se torna crecido.

Las macetas y los recipientes dañados deben ser reemplazados ya que estos elementos desgastados y en algunos casos agrietados no dan un buen aspecto. Se recomienda evitar desorden en estos recipientes, para lograrlo se pueden utilizar sencillas parejas de jardineras, boj, tejo o laurel formando distintas figuras. De esta manera llamaremos la atención de los visitantes y acentuaremos el aspecto refinado del jardín.

El cuidado y atención del césped es fundamental, es muy importante recorrer el jardín en busca de sectores dañados y plantar especies tapizantes o gravilla.

Las vallas de seto tienen una vida útil y si se están realizando tareas de reformas es un buen momento para sustituir esta planta por una especie más dinámica y duradera como la hiedra o bambú.