000_0082

La rocalla es una forma muy particular de adornar los jardines que se caracteriza por poseer un estilo rústico compuesto por diferentes estilos de plantas resistentes a la sequía y por piedras naturales o artificiales que sirven para la fabricación de una especie de fuente o gruta atractiva ideal para la decoración de un jardín.

Existen diferentes tipos de rocallas con distintos diseños pero el más utilizado es el que se ubica en el centro o en la entrada del patio buscando destacar todos los elementos que componen el jardín. Para la fabricación de esta fuente de piedras se debe contar con un terreno con buen drenaje y con diferentes tipos de gravas y piedras para poder lograr formar una pendiente no muy pronunciada.

rocalla

Una vez que tengamos en nuestro poder todo tipo de piedras naturales de distintos tamaños y formas podremos poner en marcha la fabricación de la rocalla. Es recomendable ubicarla en un terreno accidentado y ondulado naturalmente ya que un suelo llano impide una correcta construcción.

Es muy importante fertilizar el suelo y colocar humus para que las distintas flores y plantas crezcan sobre un suelo altamente nutritivo. Las plantas que se recomiendan para las rocallas son las siguientes.

  • Antenaria
  • Aster
  • Armeria
  • Tomillos
  • Narcisos
  • Erinus
  • Clavelinas
  • Gencianas
  • Campanillas
  • Plantas bulbosas