5922_500

El césped natural es uno de los seres vivos que más agua necesita para su crecimiento y desarrollo, para ello existen diferentes sistemas de riego muy eficaces que nos permitirán disfrutar y conservar un césped de primera calidad. Es importante mantener una constancia en el riego así como también añadir la cantidad correcta de agua en determinados horarios del día.

Para poder realizar estas tareas y disponer de tiempo libre la instalación de un sistema de riego automático por aspersión es una muy buena opción para tener en cuenta. Este sistema trata de imitar a la lluvia y riega todo el jardín utilizando unos pulverizadores llamados aspersores, los mismos poseen una presión determinada haciendo que el agua caiga en forma de gotas de lluvia.

jardin-riego-tecnificado

Para que este sistema funcione correctamente es necesario contar con una muy buena presión y un depósito de agua conectado a la red de tuberías, las mismas deberán estar ajustadas a la presión del agua de la zona. Los aspersores deben estar bien distribuidos para poder llegar a todo el jardín.

Para instalar este sistema no es necesario un trabajo de preparación previa de la tierra, ya que se puede aplicar en terrenos completamente lisos como en superficies irregulares brindando excelentes resultados.

riego-de-jardines

Una vez que este sistema automático está instalado y en funcionamiento no es necesario ningún tipo de mano de obra ya que los aspersores se activarán de manera automática y el sistema regará por tiempo y por sectores según lo programado previamente. Se pueden realizar diferentes programaciones dependiendo de las clases de suelo, de esta manera se podrán efectuar riegos diarios y poco abundantes en diferentes superficies.

El sistema por aspersión es muy utilizado en jardinería porque presenta muchas ventajas y es ideal para el riego de jardines de pequeñas y moderadas superficies.